Los 5 Mejores Cómics a nivel de ilustración de todos los tiempos

A veces se menosprecia el cómic, tildándolo de arte menor que debe circunscribirse solamente al ámbito juvenil. Este error tan común impide al ciudadano de a pie disfrutar de un arte total, que no solo tiene una vertiente literaria de enjundia, sino que, a nivel visual, presenta obras de gusto exquisito y refinado. Para demostrarlo, hoy os traemos los cinco mejores cómics a nivel de ilustración de todos los tiempos:

Fuente: blastr.com

Hellboy (Mike Mignola)

Mike Mignola alcanzó el éxito internacional con la publicación de Hellboy en 1994. Hasta ese momento, Mignola siempre había trabajado sobre creaciones y personajes de otros, por lo que es aquí donde se ve por primera vez su verdadero estilo. Sus dibujos se caracterizan por ese toque gótico inconfundible, repletos de sombras expresivas y siniestras. Sus personales ilustraciones transmiten como nadie la inquietud y el desasosiego.

Fuente: knowyourmeme.com

Tintín (Hergé)

las ilustraciones que acompañan las aventuras de este intrépido periodista pelirrojo se convirtieron en las primeras de una corriente que con el tiempo se acabó conociendo como línea clara. El estilo de Hergé se caracteriza por sus luminosidad, con dibujos claros, legibles y precisos. Muy influenciado por el dibujo chino, del que bebió gracias a su compañero Tchang Tchong-Jen, los objetos y personas representadas se definen a través de la delimitación de su contorno mediante un trazo negro de espesor constante y regular; las sombras apenas se utilizan y el claroscuro es un recurso al que se recurre en momentos muy concretos.

Fuente: pinterest.com

Flash Gordon (Alex Raymond)

Uno de los clásicos de la historia del cómic estadounidense y mundial; creado originalmente por Alex Raymond y continuado posteriormente por otros guionistas y dibujantes. Generalmente se le distinguen tres etapas con Raymond a los mandos:

1- Etapa barroca (1934 – 1937): mucho más marcada a partir de 1935, cuando Alex Raymond deja a un lado su proyecto Secret Agent X-9, y en la que los dibujos son vertiginosos, con encuadres en picado y posturas extrañas. Apenas hay paisaje y los fondos se plasman casi siempre con técnicas de rayado.

2- Etapa idealista (1938 – 1940): caracterizada por la ausencia de bocadillos; en oposición a la etapa barroca, busca personajes de rostros tranquilos y perfectos, alejados de cualquier elemento caricaturesco.

3- Etapa manierista (1940 – 1944): dibujo preciso pero con nuevos elementos; muchos paisajes y uso continuo de primeros planos de rostros. Las figuras femeninas están muy cuidadas en cuanto a su vestuario. Raymond se decanta en esta etapa por una ausencia casi total de sombras y por potenciar las líneas de contorno en contraste con el resto de los colores.

Fuente: todocoleccion.net

Amargo (Víctor de la Fuente)

Este western realizado por el historietista español, cuando residía en Francia, es uno de los más prestigiosos e importantes de la historia del cómic patrio y mundial. Sus ilustraciones se caracterizan por una tendencia constante al uso de planos generales y medios, relegando los primeros planos a uno uso residual.

Fuente: universodecienciaficcion.blogspot.com

Pesadillas (Katsuhiro Otomo)

Publicado íntegramente en 1983 como novela gráfica, Pesadillas se caracteriza por su estética brutalista; formas geométricas, escasa ornamentación, escalas gigantesca… Todo es inmenso y crudo, desnudo; repleto de extremos que no dejan indiferente a nadie. Una de las obras cumbre de este magnífico dibujante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *